Los inútiles

Carlos Marx al analizar el Capital desgranó a los bienes como bienes útiles y de uso. El bien útil es aquel no se acaba con el primer desgaste. Un martillo por ejemplo tiene una vida útil que se proyecta en el tiempo (se puede usar miles de veces). Un bien descartable (como tal) finaliza con el primer “uso”, por ejemplo: un artículo de plástico; de papel; etc. Luego del análisis proyectó esta idea sobre los seres humanos.

La sociedad argentina está concebida por el gobierno del PRO con la idea de que las mujeres y los hombres son una “cosa” usable o descartable. A ellos (el oficialismo) no les importa si viven; sienten; mueren a corto o largo plazo. Es la mentalidad que impregna todo el espectro político que simpatiza con el PRO. Este análisis es la base que trata de sustentar el título de esta exposición. El ciudadano argentino no asume todavía que, para su gobierno, es algo usable o utilizable. La extinción o sufrimiento de la población es un argumento poco importante en el sistema MACRI.

Por esa cuestión podemos agregar: necesitó del Radicalismo para apropiarse de su sistema de comités; fiscales; estructuras, que le fueron trascendentales, sobre todo: en Mendoza y Córdoba. Allí ganaron por goleada esencialmente en “La Docta”, donde la suma de votos fue determinante para consagrar en la elección a Mauricio. La derecha usó el sistema intra – partidario institucional de la U.C.R. para obtener la victoria.

                 Este concepto de inutilidad/descartabilidad; es hoy un dogma implícito permanente del PRO. El avance mediático a dejado afuera a la reacción de la oposición: Stornelli; D’alessio; Bonadío son verdaderos aliados de Macri y los suyos; e imponen su autoridad corrompida sin ningún tipo de base jurídica, es decir: “Se hace lo que digo yo”, es el argumento de Comodoro Py, sin siquiera pensar en la doctrina que tanto enseñan en la facultad acerca del “Debido Proceso”. Hoy, si cualquier juez o fiscal tiene algo personal con alguien, lo puede meter preso y nadie ni nada lo va a impedir. Excepto… el dinero.

                No solo la centro izquierda es inútil. Cualquier sector de la Argentina es inútil, estéril. El sindicalismo por ejemplo este comprado. En los momentos de mayor desocupación de los últimos doce años la respuesta de la CGT de “los gordos” es laxa. Amenazas que parecen el gruñido de un gatito.

                Políticamente en cada cámara de representantes tanto provinciales y nacionales, la oposición a Macri, no sabe cómo; no sabe cuándo; no sabe por donde hacer oposición: Es ineficaz.

Domingo Peppo está a punto de conseguir que las PASO se anulen, sin ningún tipo de argumento que el de “suspenderlas”. A través del “Gustavismo” encaramado por Rubén Aquino. La pregunta determinante es: ¿Por qué necesitan que no existan las PASO?, sencillamente porque en una competencia electoral, Capitanich ganaría sin ninguna duda ante cualquier intento de Peppo por ser reelecto. La corrupción de su gobierno sería el argumento de los opositores para ganar una eventual elección al actual gobernador. Con una oposición Radical-PRO que no posee candidatos el gobierno nacional eligió a Peppo como su candidato.

La estructura provincial del partido Justicialista entonces se haría eco del dogma inútil de siempre, dentro del peronismo chaqueño: “no importa quién sea; votamos y apoyamos a nuestro candidato”.  Olvidando que Peppo hoy es útil a Macri, remarcado por los conceptos vertidos por el ministro del interior Rogelio Frigerio que afirmó: “Con Peppo el cambio llegará al Chaco”. Es decir, un BRUTAL AJUSTE.

Dentro del espacio de los “Inútiles” (lea nuevamente al principio del artículo para no confundir con una descalificación), la respuesta democrática será obviamente estéril. Los argumentos en los debates no tienen efecto en el votante argentino, que de por sí es fascista. Una sociedad descendiente de españoles; italianos y europeos de posguerra tiene la consabida idea de que todo el que no piensa como la “Elite” es o son “negros”. Esta Elite se repite y multiplica en cada provincia en la clase media alta; la que posee una educación gratuita (ahora privada porque puede pagar); con derechos conseguidos por los que luchan o lucharon en el pasado. Clase media alta incapaz de salir a luchar por sus derechos, aunque pague quinientos pesos de energía eléctrica. Mayormente habita entre las cuatro plazas centrales de la ciudad de Resistencia. Apostó al plazo fijo y puede vivir tranquilamente sin trabajar porque no forma parte de “los negros”.

¿Qué otra cosa entre muchas le queda a la sociedad chaqueña y argentina?; Respuesta: “El miedo a la represión policial o de gendarmería para defender sus derechos”. No importa si le reducen su sueldo mas del sesenta por ciento; no importa si los despiden; no importa si tienen que vender el auto que con “tanto esfuerzo personal individual” compraron. La sociedad chaqueña va a protestar laxamente con banderas y caras tristes, pero jamás imponiendo su fuerza de movilización penetrando en los lugares del pueblo o la gente para desactivar los proyectos que convierte en “Ley” el poder político y empresarial de orden Macrista. Todos los proyectos que se están aprobando en las legislaturas es para matar lentamente o asesinar a la clase media baja; a los pobres y a los indigentes.

Antes se le atribuía a la religión como el OPIO DE LOS PUEBLOS; hoy ese OPIO, lo da la televisión; las radios y la prensa aliada y coimeada por Macri. Basta ver cada tarde y cada noche el canal América Tv que ha comprado María Eugenia Vidal.

Por último, una pregunta: ¿habrá corrido dinero de coima en la legislatura chaqueña para intentar derogar las P.A.S.O. este año? …Es solo una pregunta que no está lejos de la realidad de Los inútiles.

Alejandro Zabaleta

Alejandro Zabaleta

Título Perito Mercantil.
Licenciado en Ciencias Políticas y de Gobierno.
Diplomatura en Liderazgo Social Comunitario.
Profesor Adjunto de la materia Teoría de las Relaciones Internacionales – Carrera Licenciatura en Ciencia Política y de Gobierno. U.C.E.S.
Alejandro Zabaleta

Últimos artículos de Alejandro Zabaleta (Ver todos)

Bolivia, en el tiempo estancado

“Durante el fin de semana los gallinazos se metieron por los balcones de la casa presidencial”, escribió Gabriel García Márquez en El Otoño […]

Recordando el clasismo y el racismo desde Roma: Una mirada mexicana y boliviana

“La ficción de la legalidad ampara al indígena; la explotación de la realidad lo desangra.” – Eduardo Galeno Roma sin […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *