Emergencia educativa

Muchas veces sentí la impotencia a flor de piel al ver cómo era desvalorizado por el gobierno de turno,  mi esfuerzo de 5 años de estudio y también de tantas horas de trabajo, las planificaciones anuales por dar solo un ejemplo, demandan no solo de lectura y organización, demanda tener un criterio fundamentado en conocimientos y enfoques para seleccionar y armar de acuerdo al diagnóstico realizado los contenidos a trabajar, sin hablar de las configuraciones de apoyo y los recursos y acciones para cuidar la tan mencionada trayectoria escolar. Mi cargo de maestra de grado lo adjudique mediante concurso hace algunos años, nadie me dio el trabajo, concurse y titularice no por ser “amiga de”, ni portadora de apellido,  sino por mérito,  situación que quiero aclarar,  solo sucede en las instituciones públicas, no siendo esta la metodología utilizada  en las escuelas privadas ni de gestión social, allí subyace  la idea de la necesidad de tener conocidos y/o familiares, no  es eso lo que deteriora el sistema educativo, que si es cierto hay una división provocada,  entre públicas y privadas, entre docentes buenos que no hacen paro y docentes malos que si, reclamando por sus derechos, pero aun así el ministerio de educación  no logra provocar una fragmentación verdadera entre docentes, aquellos que estamos en el llano, que conocemos los desafiaos de la tarea diaria estamos más juntos que nunca, somos los que salimos a reclamar y le ponemos el cuerpo a estas manifestaciones de reclamo, quiero hacer un paréntesis en esto y como se los dije personalmente agradecer a los directores que nos acompañan, valoro su solidaridad.   Hay una cuestión de fondo que si deteriora y lo hace caótico  y es a lo que me voy a referir.

Con fecha 01 de abril de 2019 se decreta en la provincia “la emergencia educativa”, en los años laborables que llevo he escuchado varias veces el termino EMERGENCIA, por supuesto que en otros ámbitos y por diferentes circunstancia, todas válidas,  no cabe duda de eso, pero me voy a detener en la emergencia educativa, claro que si señores,  la educación hace años está en emergencia y las pocas voces que se levantan no alcanzan para mostrar la verdadera realidad al interior de las instituciones educativas, esta emergencia de la que hablamos,  es provocada por largos años de ausencias, ausencias y silencios antes los reclamos, largos años de no hacer nada en cuanto a la verdadera calidad de la educación chaqueña, no se realizaron obras de calidad, capacitaciones…que ni uno solo de los dirigentes  se tomó el trabajo de ver que hace años hacemos lo mismo y que para completar le recargan  al  equipo directivo,  NADA en infraestructura, observemos sino  el deterioro marcado por las lluvias y el paso de los años de varias escuelas y colegios, yo,  como muchos  docentes, padres , comerciantes y toda la comunidad   colabora sin descanso  con el numerito, el pan dulce, las empanadas y los fideos;  ¡no alcanza!, tal vez en otro momento si,  pero ahora no, hace falta genuino compromiso y voluntad política para un saneamiento del sistema, para una defensa acérrima de un sistema que  está en emergencia hace mucho tiempo,   no por los docentes que hacemos paro, es por la falta de reestructuración en el sistema educativo no menos importante que el mantenimiento de los ascensores de la casa de gobierno.

Recuerdo cuando sucedió y es hoy un hecho histórico,  la resolución 125  denominada comúnmente “contra el campo” muchos docentes salimos a las rutas y a las plazas a defender la producción de la provincia sin mirar el apellido o el capital  de los productores, defendíamos la producción  chaqueña, LA EDUCACION HOY NECESITA DE TODOS PORQUE LE PERTENECE A  TODOS.  

La tarea docente en una tarea genuinamente humana, una profesión de tomar contacto con esos ojos que buscan en nosotros las respuestas que muchas veces la familia no puede, aquí estamos mi querida sociedad peleando de pie, con convicciones, con orgullo de ser docentes y para nada tenemos que demostrar algo a nadie, lo hacemos todos los días desde recibir a 20 niños bajo nuestra responsabilidad y cantar fuerte aurora a esa bandera que nos envuelve desde el corazón y nos da las esperanza de un futuro mejor.  

Andrea Cernak

Andrea Cernak

- Docente primario
Andrea Cernak

Últimos artículos de Andrea Cernak (Ver todos)

Demuestren ustedes que son decentes

El conflicto docente no cesa en Chaco y a medida que este crece, crece también la tensión entre el gobierno […]

Patas arriba

Al  político corrupto el diccionario lo define como policastro <<político inhábil o que actúa con fines o medios turbios>>, y […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *