#8A Tiranía del relativismo: Día internacional de acción por las 2 vidas

“Llegará el día en que será preciso desenvainar la espada por afirmar que el pasto es verde.”

– Gilbert Keith Chesterton.

Este 8 de agosto  se cumplirá un año desde que la gente, de a pie, pudo más que los dólares de la IPPF, la presión del New York Times, la militancia de los partidos de izquierda, el adoctrinamiento en las escuelas y la influencia de pensamientos que inculcan Lali Espósito, Jimena Barón y otras/os más. Nosotros de a pie, ganamos, a través de anónimos y desorganizados; peleando contra intereses extranjeros. Vencimos al ministro de salud Adolfo Rubenstein, que falseó datos para confundir a la opinión pública. Ese trabajo dio sus frutos, y en Argentina ha nacido un movimiento Pro-Vida que es ejemplo en todo el mundo.

El debate que hubo fue muy variado y fructífero. Un debate sano. Nosotros, los ciudadanos, pudimos mostrar los diferentes extremos de esta cuestión, con respeto y fundamentación concisa. Por supuesto que hubo algunos con bases ideológicas, no científico ni estadístico; pero en este caso es lo de menos, debemos ser optimistas y no inquietarnos ante ese triste espectáculo.

La vida humana es sagrada. La dignidad que posee es infinita e indiscutible. Nadie puede proclamar un motivo para dañarla o acabar con ella. Es igual para todos, varones y mujeres, sanos y enfermos, desde la concepción hasta su muerte natural. Sin una educación y leyes que enseñen que toda vida vale y sin una justicia que condene a quien la perjudique, lamentablemente, no existirá una Argentina sin violencia. La vida humana no se debate, se defiende.

El gigante que han despertado seguirá luchando. Debemos tomar conciencia, conciencia de que el aborto es solo un punto de una gran agenda que ataca sistemáticamente, leer e informarnos creando un pensamiento propio. Nadie puede luchar contra algo que desconoce. Y lo más importante, memoria, memoria política a la hora del sufragio.

Keila Aguirre

Keila Aguirre

- Militante pro vida.
- Estudiante de secundaria con utopías por cumplir.
Keila Aguirre

Últimos artículos de Keila Aguirre (Ver todos)

Bienvenidos a la Universidad Pública

Soy la bolsa de pan con mermelada que me daban las porteras al terminar la escuela para que me lleve […]

Piquetes: Entre la libertad y el libertinaje

El jueves próximos pasado, en uno de los piquetes diarios, un auto conducido por una mujer intentó pasar el corte […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *