Capitanich presentó su propuesta de reforma constitucional “para construir calidad democrática e institucional del Chaco”

En el marco de la búsqueda de consensos, el candidato a gobernador chaqueño presentó el anteproyecto “en pos de lograr la ampliación de derechos”. Son 23 puntos que estructuran la plataforma que pretende llevar adelante después del 10 de diciembre para garantizar democratización, modernización y la representatividad genuina en las gestiones de gobierno.

El candidato a gobernador del Chaco y actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, presentó este lunes el anteproyecto de 23 puntos de la Reforma Constitucional “para renovar la calidad democrática e institucional de la Provincia”. Lo hizo ante la presencia de más de 3.500 personas, entre funcionarios públicos, dirigentes políticos y sociales, magistrados, empresarios, colegios de profesionales, referentes de organizaciones y de instituciones de la sociedad civil que desbordaron las instalaciones del centro de convenciones Gala.

“Esta reforma es para comprender que una sociedad solamente se cambia con democracia. La democracia es lo que logra ampliación de derechos y de una provincia para todos independientemente de quien la conduzca”, aseguró Capitanich. Por eso en el acto de presentación el candidato a gobernador convocó a “un gran consenso social”, entendiendo que es necesario construir una amplia mayoría legislativa que acompañe la iniciativa, pero que también es fundamental la participación de todos los sectores de la ciudadanía con una agenda digital como factor transversal a todo el sistema de gestión de gobierno.

“Necesitamos articular un núcleo de coincidencias básicas sobre la opinión mayoritaria de la ciudadanía. Lo que promovemos no es una iniciativa para generar la representación de un interés particular, por el contrario, queremos que tenga un ámbito de debate social y ciudadano: de manera presencial y un sistema de interconsulta de base digital”, explicó.

A 25 años

La Constitución de la Provincia del Chaco fue modificada por última vez en 1994, hace 25 años, cuando debió adecuarse a la reforma de la Constitución Nacional; de ahí también el carácter histórico y significativo de esta reforma que pretende lograr el candidato a gobernador. “No tenemos que dejar pasar el tren de la historia. Mi experiencia como gobernador, intendente, en distintos rangos provinciales y nacionales, haber participado en múltiples debates y tener una producción bibliográfica sobre pensamientos del ejercicio de la actividad política y social, me permite decir que 25 años es una buena referencia para introducir cambios”, dijo Coqui.

Una Constitución para todos

“Para evitar la imposición hegemónica, las reglas deben ser para todos. Es ahora, es aquí, es en este momento”, manifestó el candidato a gobernador. Esta iniciativa pretende incluir a todos los sectores de la sociedad y generar mecanismos más genuinos, eficientes y dinámicos de representación popular. Por eso incluye la reducción de 32 a 25 diputados provinciales, añadiendo la figura de “representantes combinados”, con la que se busca que en la totalidad de legisladores exista una efectiva representación de las 8 microregiones de la provincia.

También establece la modificación del preámbulo con la incorporación de una definición de la identidad provincial como “plurilingüe, pluricultural y multireligiosa”, y el reconocimiento constitucional de los derechos y las lenguas de las comunidades indígenas Qom, Wichi y Moqoit junto al castellano-español.

“Del mismo modo, el reconocimiento de nuestros inmigrantes y de las poblaciones criollas que forman parte de la identidad de nuestro pueblo”, añadió.

De hecho se introducen requisitos formales y sustanciales para los candidatos a cargos electivos, y se propone que las elecciones de cargos municipales y provinciales, tanto en los poderes legislativos como ejecutivos, se revisen cada cuatro años, eliminándose las elecciones inmediatas.

Límites de mandatos

 Uno de los puntos más importantes del anteproyecto que propone Jorge Capitanich tiene que ver con iniciar un nuevo proceso de apertura democrática que establezca límites a los mandatos constitucionales. “Fijar límites reduce la hegemonía de los dirigentes para promover una sociedad más plural. Tenemos sociedades complejas, heterogéneas, dinámicas y exigentes, por lo que necesitamos líderes modernos que combinen ética, estética y poética. Un líder debe tener convicción para el ejercicio de su responsabilidad con dedicación en todo tiempo y lugar, promoviendo el encantamiento de la palabra hablada para enamorar y explicar”, consideró Capitanich en referencia a los mandatos.  

 Significa poner fin a las reelecciones indefinidas de intendentes, diputados y concejales, así como limitar el cargo a gobernador sólo a dos mandatos sin posibilidad de hacerlo en ninguna otra ocasión. También alcanza a todas las instancias del Poder Judicial -jueces y funcionarios- ya que propone una duración de cinco años mediante concursos de antecedentes y oposición, con la posibilidad de renovar sólo por un período más a través de otro concurso. Los órganos constitucionales de control interno, externo y de tesorería también deberán ser elegidos por concurso. Comprende además la elección popular de jueces de paz y fiscales, y la incorporación creciente de nuevos funcionarios al sistema.

 Lo novedoso es que este sistema implicaría la eliminación del Consejo de la Magistratura, “y la incidencia corporativa y política en la carrera judicial”, indicó el intendente de Resistencia. Incluye límites de dos mandatos de tres años con una sola reelección para entidades de la sociedad civil: asociaciones, clubes, fundaciones, sindicatos y cámaras empresarias.

Ética y transparencia

 Otras de las cláusulas claves para el diseño del futuro proyecto de reforma tiene que ver con la ética, la transparencia y la responsabilidad fiscal de las distintas gestiones de gobierno en todos sus niveles. Por eso se propone otorgarle rango constitucional al Juicio de Residencia obligando a todos los funcionarios públicos a que rindan cuentas de su gestión respecto a las metas y compromisos asumidos, el destino de los fondos presupuestados y la evolución de su patrimonio personal.

 En lo que respecta a la transparencia demanda el acceso a la información pública de manera permanente, como los balances financieros del gobierno, de los municipios y organismos públicos cada tres meses, el presupuesto base mensual y la publicación de declaraciones juradas, patrimoniales e impositivas; así como la regulación de la pauta oficial y el financiamiento de partidos políticos y de campañas electorales.

En tanto que para mejorar la performance fiscal y financiera propone establecer límites al endeudamiento, que contenga una proporción exigible de erogaciones de capital sobre las erogaciones corrientes, y autorizar con mayoría simple la renegociación de deudas sobre la base de flujo de servicios de capital e intereses, sin aumentar la deuda misma.

Deberá contemplar un sistema de información y comunicación digital, agenda abierta de participación ciudadana y un sistema de enmiendas de hasta 5 artículos por mandato constitucional, ratificado mediante plebiscito en oportunidad de una elección.

Descentralización de gobierno

“Muchas veces la concentración de funciones en el gobernador impiden la calidad de los servicios, por eso necesitamos descentralizar las funciones y competencias hacia los municipios, con coparticipación presupuestaria automática, rendición de cuentas y transferencia de los servicios”, indicó Capitanich. Concretamente tiene que ver con descentralizar la atención de la salud; el mantenimiento de establecimientos educativos; la seguridad ciudadana; la administración de la Administración Provincial del Agua en el AMGR, del Registro Civil, de la Propiedad Inmueble, de los juzgados de falta con competencia provincial para fusionar el sistema punitivo de contravención

Plazos y tiempos

El artículo 209 de la Constitución Provincial exige el voto de las tres cuartas partes de la Cámara de Diputados, y el artículo 210 establece que la Convención Constituyente debe reunirse dentro de los 30 días de la proclamación de los candidatos, es decir, después del 10 de diciembre, donde se realizaría una gran convocatoria ciudadana. 

“A partir de este convocatoria propiciaremos un sistema de construcción de consensos a los efectos de llegar a un proyecto de ley de reforma que garantice participación social y ciudadana con un modelo de voto por redes sociales para identificar las cláusulas de mayor consenso”, concluyó el jefe comunal capitalino.

Livio Gutiérrez exige a Peppo que cumpla con el voto electrónico

Livio Gutiérrez, Presidente del Comité Provincial de la UCR y actual candidato a diputado provincial por el Frente Chaco Somos […]

Aprueban mejora salarial para legislativos

  La Legislatura chaqueña aprueba tres nuevas leyes por las que se otorga recomposición salarial para los trabajadores de ese […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *